Lluvia seca


Te mentiría si te digo que el ver las calles mojadas, el olor a lluvia, mis ventanas adornadas con lunares como si estuviésemos  en Sevilla, siendo realmente competiciones de gotas de lluvia en la ventana,viendo como se deslizan lentamente o rápidamente,si,  como aquellas gotas que se deslizaban, que caían, que rozaban todas y cada una de las partes que forman tu espalda aquella vez que decidimos salir a la calle sabiendo aun que llovía ya que queríamos bailar aquella canción que sonaba imaginariamente que solo sonaba en tu cabeza y en la mía, ya que solo con mirarte me entendías.

Ver como tu pelo mojado caía en tu cara y te gustaba que solo yo te lo retirara de la cara , aunque siempre sabia que era una excusa  barata para mirarme como lo hacías y besarme cada vez con más y más ganas aquellas que no te guardabas ni te aguantabas.

¿Que quieres?


Que quieres que te diga, que sigues siendo igual de frío y efímero que antes.

Que quieres que te cuente que todo me recuerda a ti.

Que el soplo de aire frío que entra por la venta entre abierta me recuerda a ti, a tus caricias, aquellas que me dabas cada mañana con las cuales me despertabas y al mismo tiempo me jurabas que nunca me darías una menos pero cada día me darías una más…a esas veces en las que te entretenías contando todos y cada uno de mis lunares que habitan en mi espalda.

Puede que me llames loca, loca del amor, loca de la vida, loca de los recuerdos, loca de remate…porque si, sé que es invierno y sigo dejando la ventana entre abierta pero es la única manera que tengo de despertarme y acordarme de ti y la única manera de no ahogarme con el humo del tabaco que te dejaste, el cual no te voy a devolver, porque es lo único tuyo me ayuda a olvidarte o……tal vez a sentirte más cerca.

Autor: Valentina